Crítica En este rincón del mundo – Dulzura y guerra

En este rincón del mundo

El cine de animación japonés (o anime) cada vez está entrando con más fuerza en occidente. Últimamente no paramos de recibir películas anime del país nipón. El último éxito en taquilla, Your Name, nos enamoró por completo. “A Silent Voice” junto con “Ancien y el mundo mágico” son algunos de los títulos que vendrán próximamente. Ahora, gracias a Selecta Visión, hemos podido disfrutar de En este rincón del mundo. Llevamos tiempo esperando esta joya y la hemos podido disfrutar en España desde el 30 de Junio. En Japón, la película ha triunfado a más no poder. Ganadora del premio a la mejor cinta animada de 2016 por la Academia Japonesa, entre otros. La fui a ver hace poco y, me encantó. Dejadme explicaros por qué.

En este rincón del mundo – En tiempos de guerra

Kono Sekai no Katasumi ni es el título original de esta película. Dirigida por Sunao Katabuchi, está basada en un manga homónimo de Fumiyo Kono (publicado entre 2007 y 2009). En España se puede conseguir gracias a Ponent Mon. Ha sido producida por el estudio Mappa.

La historia nos emplaza en Eba, Hiroshima, durante la época alrededor de 1944. ¿Veis en qué contexto narra su historia, no? Se puede oler el drama. En Eba nace Suzu Urano, una chica nacida en el seno de una familia humilde. Nuestra protagonista lleva una vida corriente en un Japón muy tradicional. En 1944, con apenas 18 años, nuestra protagonista recibe una propuesta de matrimonio de un chico que vive a unos 20 km de su pueblo, Kure. Ella acepta, se casa con Shuzaku Hojo y empieza su vida alejada de su familia.

En este rincon del mundo

Esta situación era muy habitual en aquella época. Una vez se va de casa de sus padres, ejerce como esposa en una casa y un pueblo desconocido. Si bien esto puede ser difícil, el contexto lo hace aún más. En plena Guerra del Pacífico, dentro de la temible Segunda Guerra Mundial, Suzu tiene que ayudar a que su familia consiga salir adelante, dentro de una escasez de alimentos producida por los conflictos en los que está envuelto Japón. Casada con un oficial de la Armada Imperial y viviendo en un punto estratégico de esta, Suzu verá de primera mano qué desgarradoras consecuencias puede tener un conflicto así. Japón, un país orgulloso que no acepta la derrota, permanece en el conflicto hasta agosto-septiembre de 1945. Todos sabemos qué sucedió. NO es un spoiler, es historia.

Positividad en una realidad cruel

Dentro de este difícil marco de circunstancias, la principal característica de la película en general y, de Suzu en particular, es la dulzura con la que presenta un drama tan horrible como fue la Segunda Guerra Mundial. Suzu, es una chica inocente, amable y adorable, que con el tiempo no pierde su espíritu a pesar de los problemas, convirtiéndose en una mujer alegre y positiva. La sensibilidad con la que “En este rincón del mundo” nos presenta a su protagonista y a sus circunstancias es increíble. Si bien es cierto que Suzu tiene que sobrellevar todo lo que le sucede, la película no se deja envolver con el drama que hay a su alrededor. Ese es precisamente uno de los puntos que más me ha gustado de “En este rincón del mundo”. No se recrea, como hacen otras películas, en los horrores que hubieron durante la Segunda Guerra Mundial. Siempre intenta enviar un mensaje positivo y práctico. Las circunstancias son las que son, intenta, como puedas, de sacar el máximo partido con las cartas que te han tocado.

En este rincón del mundo

La película también nos presentan la guerra desde otro punto de vista, desde otro rincón del mundo. Como europeos, hemos sido bombardeados por películas/series donde se cuenta la historia desde el lado de los “vencedores”. Hijos del Tercer Reich (gran serie alemana donde las haya), desentonó un poco en esa linea, explicando la historia desde Alemania. Pero no la Alemania nazi, la Alemania del pueblo. “En este rincón del mundo” nos transmite algo parecido. Nos enseña los horrores de la guerra desde un pueblo de Japón, de una de las zonas que más sufrió la guerra. Un pueblo dedicado enteramente a la Armada japonesa a causa de su localización. La gente que trabaja allí no tiene ninguna culpa de lo que está sucediendo, simplemente trabajar para la fábrica/armada que les queda más cerca de sus hogares. A causa de ello son bombardeados una y otra y otra vez. A Suzu y a su familia les toca vivir en estas circunstancias. Pero ella, lejos de ser deprimirse a causa de ello, se convierte en el sustento principal de su familia, siendo el “ama de casa”.

Otro aspecto interesante es la evolución de nuestra protagonista. El paso de niña, soñadora, a mujer, como cabeza de su familia, está muy bien desarrollado durante la película. En ella, que empieza con su niñez, se ve cómo Suzu toma decisiones clave para su vida, expresando una gran madurez. A causa de cuándo vivió, la necesidad de madurar es apremiante y los sueños de niña tienen que quedar atrás. Pero a pesar de esto, en ningún momento abandona su sencillez y sensibilidad, reflejada en el amor de Suzu por el dibujo. La búsqueda de la belleza y de la armonía persigue a Suzu durante toda la película y se ve reflejada en los dibujos que va haciendo durante ella.

En este rincón del mundo

En este rincón del mundo – Dulzura y guerra

El aspecto visual de “En este rincón del mundo” es muy interesante. Si bien es cierto que los escenarios están muy bien dibujados y son muy precisos, las personas están dibujadas con trazos muy sencillos y fieles al manga, reflejado así la personalidad de Suzu. Su personalidad está reflejada en su rostro, con esa cara dulce y sus mejillas sonrosadas. Cada personaje lo está. Puedes saber su personalidad solo con mirarlos a la cara. El amor que siente ella por el dibujo también está reflejado por situaciones en las que el dibujo a carboncillo es el protagonista de la escena.

En cuanto al tono de la película, podríamos decir que es una tragicomedia. Los elementos trágicos están allí (estamos en medio de la peor guerra que ha asolado al mundo), pero la presencia de los elementos humorísticos reflejan con ternura la personalidad de Suzu. Estamos viendo una película dura, que podrían haber dramatizado muchísimo más. Pero, estos momentos de humor y de “qué adorable es Suzu” hacen que su visualización sea más fácil por parte del espectador. Te hacen sacar una sonrisa en medio del cine. Así, nos deja claro el mensaje que quiere transmitir, la situación que quiere reflejar, pero de una forma muy interesante. Durante los momentos más duros de la película, el dibujo también toma partido en ella, haciendo de éstos un cuadro de los que Suzu dibuja.

La película puede parecernos lenta en momentos dados pero su belleza visual y su gran calidad hace que queramos acabarla para saber el destino de la familia Hojo. Nos encontramos ante una película aparentemente sencilla, pero con un mensaje muy claro y poderoso. Y, lamentablemente, también doloroso. Todos sabemos los horrores que sucedieron. Sin duda, esta es una joya que se convertirá en un imprescindible de la animación japonesa. A nosotros nos ha encantado. Espero haberte convencido para ir a verla. Para más críticas, manteneos atentos a La Sexta Butaca.

En este rincón del mundo

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.