Nosotros también hablamos de Por trece razones – Netflix y su psicología adolescente en Cassettes

Muchas personas catalogan este estreno de Netflix como una revelación. Un cambio de aires. Para llevar la contraria, o no, yo ya tenía la vista y el corazón fijados a la nueva producción de nuestro servicio de streaming favorito. Cómo una novela juvenil, Por trece razones pasa por nuestros ojos con un aroma tan adictivo como embriagante. Desde el piloto, promete ser una serie diferente, dejando de lado las frías taquillas de los institutos y centrándose en el todavía más frío corazón de esta sociedad. Profundo ¿Verdad?por 13 razones

Trece razones para verla se quedarán cortas

Dadle al Play y no podréis parar. La personalidad arrolladora de la protagonista nos marca desde el Piloto. Arrastra a Clay por una aventura intensa de autoconocimiento junto al espectador. Quién se sentirá culpable y buscará cambiar desde el primer episodio.
Los motivos por los que una persona llega a suicidarse es lo que mueve al espectador a ver y deborar cada uno de los largos capítulos.
13 cintas repartidas para todos los implicados, generan una red de misticismo que poco a poco se va desenrollando y haciendo que incluso tú puedas aparecer citado en alguna de sus cintas.
La empatía con la que se cuenta toda la historia te hace ser consciente de la psicología de la generación moderna. Te hace sentir un adolescente más en ese instituto. Una generación donde el Bullying puede ser (y por desgracia es…) algo mucho más serio que pegar e insultar.por 13 razones

A cambiar de cinta hasta el final…

Cómo toda buena historia, no podemos definir nada hasta que escuchemos la última cara del cassette. Si como lector, estás invitado a dejar de verla en los primeros y largos episodios, ni se te ocurra darle al botón de detener. Lo único que puede echar al espectador hacia atrás es la lentitud de la trama en algunas ocasiones y la utilización de la voz en off en exceso. Acaba siendo un personaje más, algo que culpablemente declaro por dar alguna minúscula cabezada. No se, la voz en off genera ese extraño suceso en mi sistema endocrino que me hace entrar sueño… ¿Soy raro verdad?Eso sí, si queréis revolucionar vuestras hormonas con un reparto tan excelente como coral, no podéis perder por trece razones. Aunque, insistimos, una segunda temporada con episodios más cortos sería un gran acierto para la agilidad de la serie.

Su final tan duro como necesario removerá vuestras entrañas. Saldréis del sofá con la necesidad de cambiar el mundo. De saludar a esa persona con la cara triste y las ojeras marcadas. Veo la necesidad, no la recomendación, de que todo el mundo pueda disfrutar de esta serie hasta el final. Y agradecemos a Netflix (de nuevo) por apostar por series como esas.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.