Crítica Safe – Bienvenidos a un barrio residencial cualquiera

Safe

Hola a todos. Bienvenidos, de nuevo, a La Sexta Butaca. Como adelantamos en nuestro post mensual de novedades de Netflix, la plataforma ha estrenado una nueva serie, Safe. Esta miniserie creada por Harlan Coben, está protagonizada por Michael C. Hall (Dexter) y Amanda Abbington (Sherlock). La serie estrenó su primera temporada el 10 de Mayo. He tenido ocasión de verla durante estos días y me apetece compartir mis impresiones con vosotros. Será sin Spoilers, así que tranquilos. Primero os dejo el tráiler.

Safe – Bienvenidos a un barrio pacífico

Con Safe nos trasladamos a un barrio de una ciudad tranquila de Reino Unido. Tom Delaney, un padre de dos hijas recientemente viudo, despide a su hija Jenny una noche. Jenny, esa noche, desaparece. Ahora, Dext… digo Tom comenzará una búsqueda por el barrio para conocer el paradero de su hija mayor.

En una comunidad cerrada de vecinos en la que todos guardan secretos, esta tarea se convertirá en algo difícil de llevar a cabo. Todos tenemos derecho a tener nuestros secretos, pero no si de ellos depende la vida de otra persona. En esta serie la intimidad y el egoísmo se abren paso en las acciones y decisiones que tomarán los personajes de esta serie. De qué serán capaces para mantener su estado y su estatus social. El qué dirán es tan importante en esta serie como el ocultar la verdadera naturaleza de cada uno.

Con una trama llena de mentiras, engaños y secretos, Tom Delaney contará con Pete Mayfield (Marc Warren), mejor amigo y ex-compañero del ejército y Sophie Mason (Amanda Abbington) oficial de policía del pueblo. Y para encontrar a Jenny tendrán que remover cielo y tierra, ya que parece que hay vecinos que no están muy a favor de que la chica sea encontrada.

Safe

Safe – La misma fórmula pero esta vez de Netflix

La serie comparte fórmula con otras inglesas tipo Broadchurch o Happy Valley: un vecindario aparentemente idílico en el que NADIE es quien dice ser. Los secretos atormentan a los personajes hasta que al final ves a dónde puede llegar alguien para proteger este estado de “perfección” en el que viven. A través de todo ese proceso, un personaje no se conforma y sigue hurgando e investigando a pesar de todos los problemas para averiguar la verdad. Hasta que explota en su cara y nada volverá a ser lo mismo.

Safe se mueve perfectamente en este género. A pesar de esto, tiene varios fallos importantes de guión que debemos tener en cuenta para ver si vale o no la pena mirarlas. Como por ejemplo, la inutilidad de la policía. A causa de una acusación sin mucho fundamento a una de las profesoras de la comunidad, el caso de desaparición de Jenny queda un poco en el aire. Así, se ve justificado que Tom, su padre, ex-militar y su mejor amigo tomen las riendas de la investigación por su cuenta. Claro, para la trama va bien. Pero objetivamente no tiene mucho sentido.

Sin embargo, Safe da una excelente oportunidad de volver a ver a nuestro asesino en serie favorito. Michael C. Hall hace una excelente interpretación de Tom Delaney pero… Hay ciertos momentos en los que parece más Dexter Morgan que el padre viudo en busca de su hija mayor. Sin embargo, es un gran actor al que echábamos muchísimo de menos.

Safe

Safe – Tono serio pero repetitivo

Safe intenta transmitir durante toda la temporada la seriedad de la trama. Ha desaparecido una chica y aunque Tom vaya puerta por puerta buscando información, los vecinos que tienen relación con el misterio no quieren ayudarle. Y tú, como espectador, estás viendo esto y te resulta desesperante. Todo eso, acompañado con flashbacks sobre la muerte de la mujer de Tom, intentan darle un tono dramático a la serie que no acaba de cuajar bien. Además, en los episodios se ve el mismo esquema una y otra vez (como si fuera esto The Walking Dead). Al final, este hecho resulta un tanto repetitivo.

La serie no consigue llegar al nivel de otras series dramáticas que ha traído la plataforma, como The Sinner. Sin embargo, es una serie entretenida, con actuaciones excelentes y un plot twist final que nos dejará sorprendidos. La serie entretiene pero no enamora. Michael C. Hall está espléndido pero sigue siendo Dexter Morgan. Es la estrella de dos grandes series, Dos Metros Bajo Tierra y Dexter. Es un gran actor. Espero y deseo que podamos verlo en la pequeña pantalla en otra producción de gran nivel como las dos anteriores. Esta serie no le deja brillar como debería. Pero, si te gusta el género, esta serie te entretendrá.

Así que si echáis de menos a Dexter Morgan, miradla. Es el principal atractivo. Pero que si queréis al de verdad, mirad Dexter que está en Netflix también y ya está. Gracias por venir aquí a La Sexta Butaca. Espero que os haya gustado mi crítica. Nos vemos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.