Día internacional de la animación – ¡Las mejores películas anime!

mi vecino totoro

¡Feliz día internacional de la Animación a todos! En este día tan dichoso para todos, aquí en La Sexta Butaca nos ha parecido apropiado hacer mención a las grandes películas de animación que existen. Yo me he pedido, bajo consenso de todos los escritores, encargarme de las películas de animación japonesas. Películas anime para los amigos, por abreviar un poco.

El cine anime ha conseguido algo que al americano puede que le haya costado un poco más. Porque no debéis pensar que porque sea animación (dibujos), sea solamente para niños. El anime es tan extenso que da cabida a todo el público y, las mejores películas japonesas son definitivamente para adultos. En ellas se puede ver un gran carácter crítico contra las guerras, la violencia, la sociedad o la contaminación (siendo Japón un país que ha tenido grandes desastres causados precisamente por estos dos factores, en sus películas suele reflejar mensajes contra éstos). Incluso hay mensajes contra la explotación sexual. En este post voy a hacer mención de las películas que más me han gustado del país del sol naciente, aquellas que son un obligado para ver.

Studio Ghibli

Studio Ghibli, el Rey de la animación – Miyazaki

Studio Ghibli es el estudio de animación japonés más famoso y de mayor éxito. Bajo su firma se han estrenado multitud de películas que se merecen el sello de oro para la eternidad. Uno de sus fundadores, Hayao Miyazaki, es el Walt Disney de la animación japonesa, haciendo que cada película que se estrene bajo su nombre, sea motivo de festividad en Japón y en el resto del mundo (en el mío al menos). Miyazaki tiene multitud de producciones bajo su tutela. Obviamente, no puedo hablar de todas y cada una de ellas pero destacaré las más importante, aquellas que tenéis que ver sí o sí, no hay discusión.

Nausicaä en el valle del viento o Castillo en el cielo fueron de las primeras películas de Miyazaki pero, no alcanzaron éxito internacional. Una que sí empezó a despertar el interés, fue Mi vecino Totoro, película que se ha convertido en un símbolo por excelencia del estudio. En ella se nos presenta a una familia japonesa en los años 50, que se traslada al campo. La madre, Yasuko, se encuentra en el hospital recuperándose de una tuberculosis. Las dos hijas de la familia, Satsuki y Mei, conocen a Totoro, un espíritu del bosque que se convierte en su amigo. A partir de este momento, el reconocimiento internacional fue creciendo a medida que se estrenaban películas. La princesa Mononoke fue la siguiente de la lista de Miyazaki. Esta historia mitológica con elementos de crítica ecologista que se estrenó en 1997 fue un éxito de taquilla instantáneo en Japón. Ambas son imprescindibles.

Después de La princesa Mononoke, en 2001 llegó la joya de la corona de Miyazaki. La película que se llevó el Óscar a la mejor película de animación: El viaje de Chihiro. Sin duda, esta película es la más conocida de todo el estudio hasta la fecha. El viaje de Chihiro nos habla de las aventuras de una niña llamada Chihiro (de ahí el nombre) en un antiguo parque temático japonés lleno de dioses. Cuando sus padres son convertidos en cerdos, ella tiene que sobrevivir en ese mundo y encontrar una manera de que sus padres vuelvan a la normalidad. El viaje de Chihiro es sin duda una obra maestra que todo aquel que aprecie el cine de animación debe ver sí o sí. Sin ningún tipo de discusión.

Como última mención a Hayao Miyazaki (y para no hacer eterna esta parte del post) nombraré dos películas más. El castillo ambulante es mi película preferida de Miyazaki sin ningún tipo de duda. En un momento convulso a causa de una guerra estúpida entre dos países vecinos, Sophie recibe una maldición que la ha convertido en anciana. Para recuperar su aspecto, decide abandonarlo todo y embarcarse en un viaje para encontrar a Howl, un poderoso mago que vive en su propio castillo. Pero al conocerle ve que, sin duda, es él el que necesita ayuda. La magia de la película, los preciosos escenarios y la mezcla entre mitología y realidad hace que esta película sea un imprescindible en cualquier lista de películas japonesas. Por último me gustaría destacar Ponyo en el acantilado, quizás una de las películas más “infantiles” que encontrareis en la lista pero preciosa igualmente. Y mira, os voy a dar un plus. Si queréis una sin elementos fantásticos o mágicos, El viento se levanta, de 2013.

Studio Ghibli

Las otras películas del sello Ghibli

Abandonando a Miyazaki, hablemos de las películas responsables del otro fundador de Studio Ghibli. Isao Takahata nos ha traído también a nuestras vidas películas de animación imprescindibles que me gustaría añadir en esta lista. Bajo su sello se encuentra La tumba de las luciérnagas. El otro día vi un Tweet de un seguidor de nuestro blog que decía “si ves más de una vez La Tumba de las luciérnagas eres masoquista” y realmente creo que tiene toda la razón del mundo. La película nos habla de la vida de dos huérfanos, los cuales tienen que mantenerse juntos para sobrevivir dentro del contexto de la segunda guerra mundial. En la película se ve cómo la situación que estaban viviendo hacía que las personas a su alrededor ni se molestaran en ayudarlos. Incluso se ven obligados en robar para sobrevivir y en vivir en condiciones infrahumanas para poder seguir vivos. La película es la primera en estar en la plataforma Netflix. No tenéis excusa.

La tumba de las

Otra película de Takahata es El cuento de la princesa Kaguya. Esta película, basada en un cuento popular japonés anónimo, empieza cuando una pareja de ancianos encuentra a una niña diminuta dentro de una planta de bambú. La adoptan y, al hacerse mayor, se encuentran que esta se convierte en una mujer muy hermosa pretendida por muchos hombres poderosos.

Sin duda, este estudio nos ha dado infinitas películas maravillosas. Otras de este mismo que sin duda también son increíbles serían: Susurros del corazónHaru en el Reino de los gatos y Arrietty y el mundo de los diminutos, ambas preciosas.

Makoto Shinkai – El nuevo genio

De Makoto Shinkai ya hemos hablado en ocasiones anteriores. ¿No os suena? Sí, exactamente, es el director de la aclamada Your Name (Kimi no Na Wa), la película que más ha trascendido a occidente en los últimos años. En este blog ya hice la crítica sobre la película. Pero para haceros una idea, esta película maravillosa ha entrado en la lista de imprescindibles para ver de un plumazo y, por lo tanto, me gustaría añadirla a este post. Como ya he hecho la crítica no me voy a explayar en esta. Más bien, voy a concentrarme en las otras películas de este director, quizás no tan conocidas.

Your Name

El lugar que nos prometimos, es una de las primeras películas de este director, estrenada en 2004. Durante la segunda Guerra Mundial (es un tema recurrente por razones obvias) Japón quedó dividido en dos partes: una parte controlada por las fuerzas de Estados Unidos y la otra bajo el dominio de la Unión Soviética. En Aomori (la parte americana) viven Hiroki, Takuya y Sayuri. Estos ven cada día una misteriosa torre visible en el horizonte en la parte de la Unión Soviética, a la cual quieren llegar volando en un avión hecho por ellos mismos. Cuando Sayuri entra en un coma profundo, comprenden que la única forma de ayudarla es haciendo posible la promesa que hicieron cuando eran niños. Este drama, no es nada parecido a Your Name pero tiene sin duda este toque que hace característico al director y, sin duda, merece la pena verla.

Años más tarde se estrenó “5 centímetros por segundo”. Para aquellos que hayan visto Your Name, esta les resultará del todo familiar ya que en Your Name recoge elementos ya dispuestos en esta película y los lleva a la perfección: los monólogos internos de los protagonistas, la creencia del destino, etc. En la película se nos narra la vida de Takaki Tono y Akari Shinohara, dos estudiantes que se separan cuando Akari se muda a otro pueblo lejos de donde viven. Una historia de amor inacabada que veremos cómo se desarrolla a lo largo de los años.

Por último, hablaremos de El Jardín de las Palabras. Takao Akizuki (parece que todos se llamen igual, pero no) es un estudiante de 15 años cuyo sueño es convertirse en diseñador de zapatos. Un día se encuentra con una mujer con la que se encuentra en días lluviosos para hablar. Estos momentos son los que aprovechan ambos para dar rienda suelta a sus sueños. Esta película de 2013 que se convirtió en un éxito en taquilla, constituye una de las mejores películas del director. La ambientación, los personajes, la historia de amor imposible que plantea va acompañada de unos planos delicados e increíbles que hacen que sea toda una delicia visual.

El jardin de las palabras

Mamoru Hosoda y sus increíbles obras

Este director, Mamoru Hosoda, no es tan conocido como de los que he hablado anteriormente. Pero, sin embargo, tiene a sus espaldas tres grandes películas que me gustaría mencionar. Aparte de hacer películas para diferentes series anime, como Digimon o One Piece, nos ha traído películas de una calidad increíble.

En 2006 se estrenó La chica que saltaba a través del tiempo. Makoto Konno es una estudiante de secundaria que pasa la mayor parte de su tiempo con sus amigos de instituto, Chiaki y Kosuke. Todo es normal hasta que Makoto recibe un peculiar don: la capaz de viajar a través del tiempo saltando. Dado que dentro de poco los amigos tomarán caminos separados, Makoto decide usar su don en su propio beneficio, sin preocuparse por las consecuencias, con tal de alargar la diversión todo lo que pueda. Como un Efecto Mariposa pero en el instituto. Este mismo año ganó, por ejemplo, el premio a la mejor película de animación del Festival de Sitges.

la chica que saltaba

De este mismo director me gustaría destacar dos obras más. Wolf Chidren, estrenada en 2012, nos presenta a Hana, que de adolescente se enamoró de un hombre lobo. Fruto de esa relación nacen dos niños con capacidad de convertirse también en lobos. Cuando su pareja muere, Hana decide mudarse al campo para críar a sus hijos en un ambiente tranquilo a causa de su extraña habilidad. Cuando Yuki y Ame crecen, tienen que decidir cómo quieren vivir, si como humanos o como lobos. Y por último, El niño y la bestia es una película estrenada en 2015. Kyuta es un niño que vive en Tokyo. Un día cruza la frontera al otro mundo y conoce a Kumatetsu, una criatura sobrenatural. Los dos se convierten en amigos y Kumatetsu se convierte en su amigo y guía espirtual. La mezcla de elementos fantásticos y realistas en estas películas es un hecho consumado y, como suele pasar en el cine de animación japonés, no interfiere para nada con la seriedad de la película y resulta totalmente justificado.

Otra obra preciosa del director sería Summer Wars, la cual estoy segura que os encantará.

Satoshi Kon – Paprika

Satoshi Kon es otro director de anime al que conoceréis por obras como Perfect Blue, Millennium Actress,Tokyo Godfathers o Paranoia Agent (yo cuando la vi, me quedé entre fascinada y aturdida). De Kon, sin embargo, solo destacaré una película en especial. Paprika, detective de los sueños.

Paprika, basada en una novela homónima de Yasutaka Tsutsui de 1993, nos habla de tres científicos que han creado un aparato que permite a los psiquiatras introducirse en la mente de sus pacientes y grabar sus sueños mientras duermen. La función principal es tratar sus problemas de raíz. Un día, sin embargo, roban el aparato y lo utilizan para fines malvados. La última esperanza es Paprika, una joven terapeuta que tiene en su poder pararlos. El argumento, ¿no os resulta familiar? Una película muy famosa de los últimos tiempos en la cual utilizan una máquina para meterse en los sueños de la gente y así conocer sus pensamientos e influir en sus decisiones… Exacto. Inception (u Origen). Digamos que la primera versión de esta idea fue Paprika.

Paprika

Y para finalizar… Más recomendaciones

La lista está quedando un poco larga y todo tiene que tener un final. Por último me gustaría recomendar rápidamente algunos títulos que creo que deberían ser mencionados en este día de la animación.

Your Name ha sido el éxito japonés de 2016. Lo sabemos ya. Sin embargo se debe disputar la corona con A Silent Voice, de la cual hemos podido hablar un poquito en este blog. La mejor película de la animación japonesa de 2016 según unos aclamados premios, se estrenará en nuestros cines el año que viene. Nosotros hemos tenido la oportunidad de verla en el Festival de cine de Sitges de este año 2017 y, nos ha encantado. Sin duda es una de las que debéis ver.

En este rincón del mundo también se estrenó este año y nos enseña, de una forma ligera, no melodramática y adorable, los horrores que vivió Japón durante la Segunda Guerra Mundial.

Por último, y porque son clásicos por todos conocidos, Akira y Ghost in the Shell (la de Scarlet Johansson no) merecen una mención de honor en el post. Son dos películas increíbles que todo aquel que sea amante del anime tiene que haber visto y debe revisualizarlas de vez en cuando.

Hasta aquí el post de hoy. Sin duda ha sido difícil para mí hacerlo, ya que cuando haces recomendaciones de películas que te encantan no quieres dejar a ninguna fuera. Todas estas películas que he mencionado o que he entrado en mayor detalle son las que más me han gustado de este gran género cinematográfico pero, sin duda, no son todas las que podría poner. ¿Qué películas añadirías tú a esta lista? Muchas gracias por leer La Sexta Butaca y manteneos atentos al blog.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.