Crítica Kimi no Na Wa – Your name y el hilo rojo del destino

1
1831

Your Name (o Kimi no Na Wa en su idioma original) ha sido un fenómeno en Japón. La película de animación más taquillera de 2016 no solo ha alborotado al país nipón, sino al resto del mundo. Pocas películas de animación japonesa habían causado este efecto en occidente. Quizás las películas del sello Studio Ghibli (sobretodo El Viaje de Chihiro, con un buen merecido Óscar por ser la Mejor Película de Animación en 2003). Pero, dejando de lado la marca de Hayao Miyazaki, la productora CoMix Wave FilmsMakoto Shinkai, director de la película, nos ha dejado una preciosa obra de arte que sin duda ha enamorado tanto a oriente como a occidente.

Después de ver no una, sino dos veces en el cine Your Name, me siento un poco más capacitada para hacer una crítica sobre ella. Hace poco os traje un post en el que hablaba de esta película, juntamente con la de “A Silent Voice” ambas importadas con esa pasión por Selecta Visión y triunfadoras de los 26º Premios Anuales de la Crítica Cinematográfica de Japón. Si no habéis visto aun Your Name, os recomiendo que paréis aquí, leáis mi post anterior donde hablo del argumento en general, vayáis a verla, y luego continuéis. Bueno, ¡empecemos!

Your name

La historia de Taki, Mitsuha y el hilo rojo que les conecta

La película está inspirada en la novela del mismo nombre escrita por Shinkai y publicada meses antes de su estreno. En ella se nos narra la vida de Mitsuha Miyamizu, una chica que vive en Itomori (un pueblo rural alejado de Tokyo) y de Taki Tachibana, un chico de instituto que vive en la gran ciudad. Los dos protagonistas nos muestran las dos caras del Japón actual: el antiguo y tradicional (Mitsuha) en contraposición al más occidentalizado y moderno (Taki). Mitsuha vive en un templo con su hermana y con su abuela, el cual tiene sus propios rituales y costumbres que van pasando de una generación a otra. En la película podemos ver incluso cómo realizan un baile tradicional del templo en el cual sirven y cómo elaboran las “cuerdas trenzadas” del templo de los Miyamizu, muy importantes para la trama. En cambio Taki, un adolescente que vive en Tokyo, con un trabajo a tiempo medio en un restaurante italiano, nos enseña otro estilo de vida completamente distinto.

La vida de estos dos personajes se encuentra conectada. Una noche mientras sueñan, se intercambian los cuerpos y pueden vivir un día como la vida del otro. Esto irá sucediendo repetidamente y entonces buscan una manera de empezar a comunicarse entre ellos. Así logran un método para ayudarse mutuamente y para beneficiarse de este extraño fenómeno. Durante la película se explora esta extraña conexión y se muestra cómo ésta cambia la vida de los protagonistas.

El “core” central de la película es, precisamente, esta conexión que hay entre Taki y Mitsuha. El llamado “el hilo rojo del destino”, el equivalente a lo que solemos llamar en occidente “almas gemelas”. Esta leyenda japonesa nos cuenta que las personas que están destinadas a conocerse y a tener una historia importante, tienen un hilo rojo invisible que los conectan a través de sus dedos meñiques. No importa ni el tiempo ni el lugar ni las circunstancias. Las personas que están unidas por el hilo rojo se encontrarán. Dicho hilo se puede enredar y estirar pero, sin importar lo que pueda suceder, se mantendrá íntegro para que aquellos que están unidos por el hilo puedan conocerse. Durante Your Name, se menciona en diversas ocasiones esta leyenda, asemejando el hilo rojo de ésta a la cuerda trenzada que Mitsuha hace en su Templo y recibe Taki.

Red string

La película nos explica esta leyenda en el contexto de la historia de Taki y de Mitsuha. Gracias a esta conexión que existe entre ellos, y al realismo de los personajes, nos encontramos con una película con una trama que nos atrapa desde el principio. No solamente hace que mantengamos nuestra atención a los acontecimientos que van sucediendo, sino que empatizamos tanto con los personajes que nos hace padecer tensión hasta el final. Y… ¡Qué final! Un clímax apoteósico para una película excelente.

Your Name tiene elementos de otras películas del director, como pueden ser “5 centímetros por segundo” o “El lugar que nos prometimos”. Los monólogos internos de Taki nos recuerdan a la película de 5 cm por segundo (que por cierto, su protagonista se llama Takaki). Incluso el final es muy parecido al de Your Name. Makoto Shinkai recoge elementos ya dispuestos en sus anteriores obras y los lleva a la excelencia en la última, haciendo de ésta el éxito que ha constituido.

Las localizaciones de Your Name

Algo que destaca durante toda la película son los escenarios, los cuales se vuelven también protagonistas de Your Name. Tokyo e Itomori representan a Taki y a Mitsuha, al Japón moderno y al Japón tradicional. Y, dado el gran peso que tienen durante toda la historia y el gran simbolismo que les acompaña, era necesario que estos reflejaran la importancia que tenían, que el espectador le diera al escenario la relevancia que merecía. ¿Lo ha conseguido? 

Gracias a la gran atención a los detalles que se ve reflejada en las localizaciones, la gran presentación que tienen y el realismo que muestran hace que, a pesar de que es una película de animación, tanto Tokyo como Itomori y el bosque que le rodea parezcan totalmente reales. Es como si estuvieras allí mismo. Las escenas, tan bellamente dibujadas, hacen que desees ir a los lugares que representan. Seguro que si vamos a Japón próximamente, nos encantaría poder ver retazos de la película en nuestro viaje.

Itomori

Un detalle que, personalmente me ha encantado, es que a diferencia de otras películas ambientadas en Tokyo, Your Name no se centra para nada en la gran ciudad. Itomori y sus alrededores se llevan el gran peso de las localizaciones y detalle de la película. Tokyo está presente en un segundo plano, pero lo protagonistas son la naturaleza y el ambiente rural, como ya pasaba, por ejemplo, en La Princesa Mononoke. Quizás por ello artísticamente es tan bonita. La luz y el color que transmite hace que cada vez que la veamos nos entren más ganas de visitar las localizaciones que tengan un carácter más tradicional y así poder ver la cara de Japón más antigua.

Fantasía en su justa medida

Los elementos de fantasía son una piedra angular dentro de las películas de animación japonesas. Hayao Miyazaki es uno de los ejemplos más claros. Casi todas las películas que salen bajo su marca contienen dioses, hechizos o animales fantásticos, la mayoría de veces tan integrados en el argumento que no nos sorprenden (ni prácticamente a los personajes que salen, ya que forman parte de su mundo). Y es precisamente esta gran cantidad de fantasía dentro de las películas de anime japonesas lo que echa para atrás a mucho público occidental, que se deja llevar por “es una película de dibujos” que muchas veces no entienden y no intentan ver más allá. Y es una lástima, ya que la gran mayoría realmente tienen un mensaje muy adulto detrás.

Your Name marca la diferencia en este aspecto y quizás por ello ha sido un éxito en taquilla en occidente desbancando a Studio Ghibli. ¿Hay fantasía? Por supuesto que sí. Es una película de anime japonesa, si no hay fantasía pierde su esencia. Pero la fantasía que existe en la película es la NECESARIA para crear el argumento alrededor del cual se mueven los protagonistas. Los saltos de realidad, de tiempo y de cuerpo están presentes pero, a pesar de ello, Your Name es muy realista y sólida. Los elementos fantásticos con los que cuentan son los necesarios para crear la historia entre Mitsuha y Taki. Y estos elementos no sobran en ningún momento. Cuando nos hablan de la leyenda del hilo rojo, cuando vemos las escenas cuando tienen sus cuerpos cambiados o cómo se va desarrollando la conclusión del filme con el cometa, nos encantan. Y estos elementos, relacionados con el realismo de los escenarios y con la solidez de sus personajes, hacen de esta película una mezcla entre realidad y fantasía que nos ha cautivado a todos.

tokyo

La música de Your Name

Por último, pero no menos importante, me gustaría hablar un poco sobre la música de Your Name. El encargado de poner la banda sonora original a la película ha sido el grupo de Rock japonés Radwimps y, digamos que no es de extrañar que hayan obtenido premios internacionales a la mejor banda sonora original. La banda sonora, en la película original en japonés, es increíble. Incluso las versiones que han hecho en inglés de las canciones más destacadas son sublimes.

La música está distribuida de un modo excelente. Crea tensión donde tiene que hacerlo y nos emociona donde es necesario que lo haga. Desde las partes instrumentales hasta las “canciones” propiamente dichas (como los temas “Nandemonaiya”, “Dream Lantern”, “Zenzenzense” y “Sparkle”) contribuyen a la belleza global de la película.  La música nos acompaña durante todo Your Name, para hacer que la historia resulte aún más emocionante y que se nos ponga la piel de gallina. Además, la letra que acompaña a las canciones nos narra lo que va sucediendo en la película y la hace todavía más envolvente. Si no tenéis la playlist del Spotify de la banda sonora descargada, hacedlo (yo ya la tengo).

Your Name

Your Name, o Kimi no Na Wa, ha sido la película de anime revelación de 2016. Tanto oriente como occidente se ha rendido a ella y, no es para menos. Es una excelente obra de arte que, a partir de ahora, estará en la lista de imprescindibles de todos aquellos amantes de la cultura japonesa. Espero que os haya gustado mi crítica y para más, como siempre, manteneos atentos a La Sexta Butaca.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here